jueves, 19 de febrero de 2015

Azul

Lanzó la pintura fuera del cubo con todas sus fuerzas, hacia arriba con tal de salpicar el inmenso cielo, observando con el brillo del sol en el celeste de sus ojos, metió sus manos en los bolsillos de los tejanos y esperó, la cálida brisa acariciaba sus cabellos, pronto se bañó por completo en aquel mar acrílico que había arrojado un instante antes, el tiempo transcurrió lento, lo suficiente para engañar a la gravedad.

                                                                                           A Z U L

16 comentarios:

  1. Bello escrito, amigo. Imágenes fantásticas y una prosa poética.
    Abrazo, Edgar!

    ResponderEliminar
  2. Muy bonito Edgar! Imágenes muy plásticas y acrílicas!
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paola! La intención era plasmar un color con unas pocas pinceladas narrativas, saludos!

      Eliminar
  3. Como el mismo cielo caído del cielo. Muy bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ricardo! Tu comentario es un magnífico título en sí mismo! Un abrazo hermano de letras!

      Eliminar
  4. ¡Juas! ¡Muy chulo! Lo cierto es que haces que te entren ganas de coger un bote de pintura y colorear el Mundo a tu modo, a tu forma... ¡Me ha encantado! *-*
    ¡Besazooos! ;)

    ResponderEliminar
  5. Gracias Campanilla, no dejes de hacerlo, un abrazo AZUL, amiga!!!

    ResponderEliminar
  6. Puedo imaginar la escena perfectamente, y me encanta!!

    Solo un loco feliz y genial puede fabricar un "micro instante" azul. Y no lo digo por tí, lo digo por tu protagonista :P

    Un super beso, que tengas un finde genial!!

    ResponderEliminar
  7. Ya puedes decirlo por mí! Todo un cumplido!
    Gracias Julia!
    Un super beso, idem!!

    ResponderEliminar
  8. ¡Genial! Vamos a bañarnos todos en un mar azul de pintura. Muy chulo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Excelente micro! Un par de botes de pintura y a colorear la vida...
    Un abrazo

    ResponderEliminar