miércoles, 5 de agosto de 2015

Prohibido ser Imbécil

Charlie Kravitz le estiró de los pelillos de la pantorrilla a su amigo, Kevin Sullivan, este reaccionó brincando del sofá con un estridente grito "i've got the power"digno del estallido del museo Bohemia.

Kevin se alzó ante Charlie, a cierta distancia, parodió con dudosa maestría la grulla de Karate Kid, dio tres zancadas y saltó, elaborando en el aire, la mortal postura de la patada del dragón.

Se partió la crisma contra el techo. Descendía la altura en un escalón inverso. Con el canto se hizo tal brecha que se le empapó el rostro cual Carrie embadurnada en sangre porcina.

Kravitz se revolcó por el suelo, descojonándose de su amigo.

- ¡No te rías, joder! - Sullivan se destapó la cara y su colega se percató del baño de flujo bermellón y del tajo craneal del que provenía tal cascada sangrienta.

- ¡Ostias! ¡Al hospital!

Siete puntos más tarde...

Charlie Kravitz y Kevin Sullivan practicaban un nuevo tema de Extremoduro.

Dos guitarras, un canuto. "Pepe Botika" on fire.

Fin

24 comentarios:

  1. Jajaja, enorme lo de la grulla de Karate Kid, me ha recordado al temazo "Crecí en los 80" de El Reno Renardo :D
    Abrazos, amigo ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajaja... De "Crecí en los 80" de Reno Renardo es la frase. ¡Me encanta ese temazo!
      Abrazos, amiga. ;)

      Eliminar
  2. Vaya dos! Uno soy yo con mi guitarra de viento y gritando ¡ERA DE PLASENCIA... DECIA! Era un poco imbecil sí. Prohibido y todo.
    Recuerdos y risas me has dejado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así, ambos hemos vivido momentos como este, con nuestras guitarras y alegría.
      Me alegra haberte dejado recuerdos y risas, Miguel Ángel.
      Abrazo, Compañero.

      Eliminar
  3. jajajaja mira que me hiciste reir, muy bueno...te vi gritando y todo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra enormemente qué, para variar, te haya hecho reír, después de tantos instantes de terror... XD
      ¡Grité, berreé y casi lloro del piñazo! ¡Aún luzco la cicatriz en la cocorota!
      Abrazo, choco compañera ;)

      Eliminar
  4. Excelente Edgar, no imagino los desmadres que deben montar cada vez que se les sube la "creatividad". Y el tema de lo mejor. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Alonso! Desmadres, muchos y buenos, pero sin cuidar la resaca... "La creatividad" cuando sube, luego baja... XD
      Es un temazo, sí señor.
      ¡Abrazo, compañero!

      Eliminar
  5. Ayyy Karate Kid hizo mucho daño a la época. Jejeje. Genial micro. Me he reído y me ha hecho recordar épocas pasadas. Un besillo Hermano de Letras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún pulo y quito cera en muchos momentos de mi vida, el Señor Miyagui tiene la culpa... XD
      Me alegra haberte hecho reír y recordar.
      Muchas gracias, María.
      ¡Besillo, Hermana de Letras!

      Eliminar
  6. Un divertido micro con enlaces a la música que se menciona. Una desternillante historia de dos zumbados. En realidad no cuenta mucho, solo la simpática relación entre dos amigos, pero el desenfado con el que está narrado y la divertida escena lo hacen memorable. Por supuesto, está claro que me encantó el símil de Carrie.
    Abrazo, Compañero de Palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Una desternillante historia de dos zumbados"... ¿Porqué no se me ocurrió a mí ese título?... XD
      Ya sabía yo que te molaría lo de Carrie...
      Muchas gracias, Ricardo.
      Abrazo, Compañero de Palabras.

      Eliminar
  7. Un escrito muy simpático Edgar! jaja
    Además es muy fácil imaginarse la escena e imposible no reírte.
    Un saludo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Agustín.
      Me alegra que te haya sido imposible no reírte e imaginar la escena.
      ¡Saludos, Compañero!

      Eliminar
  8. jajajaja, no hay dolor TRONCOOOOO! Muy graciosos estos dos pollos. Muy buen micro, Edgar. Abrazo, Amigo de las Letras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajjajaja... ¡Muchas gracias, Ana!
      ¡Abrazo grande, Amiga de las Letras! ;)

      Eliminar
  9. ¡¡¡Aaaarg!!! Mira que nunca he podido con Extremoduro en sí y eso que soy de la Tierra... Sin embargo, guardo gratos Recuerdos de sus Canciones, en uno de los peores Antro de mi Hogar, bajo litros de Cerveza y resbalones entre la Oscuridad y el Humo... xDDD

    Y... ¡Yeah! El Reno Renardo... ¡Por Dior! ¡Tuuuuu! ¡Tu Hams! ¡Tu Hams-Ter! ¡Tu Hamster huele mal! xDDDD ¡Me encanta el Reno! Y esa Canción de "Crecí en los 80" siempre será una de mis Prefes *-*

    Me da a mí... Que a más de uno nos has teletransportado a una Juventud muy Gamberra... ¡Y me encanta! ¡Joder! ¡Y mucho!
    Y lo peor... Es que es verdad... Hubo un tiempo en el que los golpes no dolían tanto xDDD

    ¡Qué crack estas hecho! #SeSabe

    ¡Besillos Gamberriles, Hermanuelo! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuestión de gustos, a mi me encanta Extremoduro y creo que Rober es un gran poeta. Con Reno Renardo me he reído bastante.
      Esa juventud gamberra hay que vivirla y saber cuando acaba, la disfruté, hay quien se queda allí, cada organismo con su mecanismo.
      Muchas gracias, Campanilla.
      ¡Besillos Gamberriles, Hermanuela! ;)

      Eliminar
  10. Sólo con el pepe Botika me has conquistado. Extremoduro es mi grupo y yo también creo que Robe es un genio y un poeta. Muy divertido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un gran tema. Sin duda, Robe es uno de los grandes.
      Muchas gracias, Alejandro.
      Abrazo, compañero.

      Eliminar
  11. Los temas musicales no me son conocidos (cosas de tener otro rollo, u otra edad, supongo) pero con la escena sí que he conectado, y me muero de risa!! jajajajjaa. Cualquiera puede tener un "mal día" y resultar un poco imbécil, aunque esté prohibido :P

    Una entrada original y un cambio de registro en tu estilo. Las dos cosas me han parecido geniales!!

    Un abrazo enorme, wapo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, otro rollo... El que vivía yo por aquel entonces era de una complicidad con la diversión y la despreocupación. Una manera poco sana de tapar heridas de juventud, la sangre debía brotar y dejar a un lado la imbecilidad prohibida, una castaña de humos de marihuana que no me sentaban demasiado bien, la verdad.
      Me alegra que te haya sacado una carcajada. El registro es sencillo, el día que lo escribí recordaba a mi amigo "Charlie" que en paz descanse, murió muy joven. Nos reímos mucho juntos y pasamos muy buenos ratos.
      Gracias, Julia.
      ¡Enorme Abrazo, Compañera!

      Eliminar
  12. Sin duda he recordado con la grulla de Karate Kid el programa "ciencia para estúpidos" cuando gente que intenta hacer esas acrobacias sale mal parada jajaja. Un microrrelato que saca sonrisas, buena narración Edgar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra haberte sacado una sonrisa, José Carlos.
      ¡Gracias y Abrazo, Compañero!

      Eliminar