domingo, 30 de octubre de 2016

C.M.R

- Sería la primera vez que realizamos una intervención de estas características.

- Me parece perfecto, alguna vez debía ser la primera.

- Tememos por su integridad.

- No teman nada. Firmaré y pagaré por adelantado.

- En cualquier caso, nadie debe saber que "C.M.R" ha incumplido con su protocolo de seguridad ciudadana.

- Y así será, Dr. Huxley, así será.

* * *

Tras ver el anuncio de esta revolucionaria empresa pedí una cita para recibir más información. Llevaban operando cerca de dos años sin difundir marketing alguno, a expensas de los resultados, de testar sus logros o fracasos. Subvencionados por el estado, "C.M.R" abría sus puertas al libre mercado.

Se vanagloriaban de haber potenciado la felicidad a través de minuciosas cirugías mentales, elevando la intensidad de emociones positivas, aminorando las negativas.

Mi hijo pequeño me preguntó sobre el tema, tras leer un tríptico publicitario de la empresa.

¿Has visto la película "Del Revés" de Pixar? - Le pregunté retóricamente.- Pues esta empresa puede detectar a "Alegría" en tu mente y darle de comer, hacer que crezca y sea más fuerte. De igual modo, pueden hacer lo contrario con "Tristeza", "Ira" o "Asco".

En aquella película ya intentaron dejar claro el mensaje; todas las emociones son necesarias, la alegría sin la tristeza no puede equilibrar los sentimientos de una mente sana, la ira en su justa medida nos hace avanzar, y el miedo y el asco son alarmas vitales para nuestra supervivencia.

Mi hijo entendió a que se dedicaban en "C.M.R", no era un niño tonto, para nada. Pero yo no comprendí el poder y la razón del mensaje de aquella película. Siempre quise alcanzar la perfección espiritual, y creía fervientemente que la mente era esa parte etérea del cerebro, parte en sí misma del alma. Mi creencia más absoluta era que el odio era el obstáculo de hallar la paz total, la unión del ser con el cosmos, el llamado "nirvana".

* * *

- Quiero que erradiquen el odio de mi mente.

Firmé, pagué y así lo hicieron.

* * *

- ¿No vas a abrazar a tu hijo?

- ¿Por qué debería hacer tal cosa? Es innecesario.

Mi pequeño se puso a llorar, y yo no sentí nada, ni pena ni gloria. No me odié por ello, estaba tranquilo, demasiado quizás...

- ¿Ya no me quieres, papá?

- Eres mi hijo, yo siempre te... estaré a tu lado.



Fin

48 comentarios:

  1. Y es que jugar con las emociones es un gran riesgo, a tenor de la enseñanza que se desprende de tu cuento. No en vano se trataba de una terapia experimental, que terminó por romper el equilibrio en la mente del protagonista. Muy idóneo por cierto el apellido del doctor Huxley, que como el escritor se afana en crear "Un mundo feliz" en las mentes de sus pacientes. Ingenioso relato Edgar, con moraleja que nos previene acerca del mal uso que podemos hacer del conocimiento científico. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suscribo cada una de tus palabras.
      Si, Huxley me pareció un apellido adecuado para el doctor, en vistas a lo que se proponen en su empresa.
      Muchas gracias por tu positiva valoración del relato, Jorge.
      ¡Saludos, compañero!

      Eliminar
  2. Completamente aterrador. Da miedo que algo así pudiera suceder en algún momento. Las "malas" emociones son necesarias para poder valorar las buenas. Por mucho qeu nos duelan.
    Me ha encantado Hermano de Letras.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me parece aterrador, pero no creo que algo así sea jamás posible.
      Desde luego, sin su contra no se aprecia el resto, no hay equilibrio posible.
      Muchas gracias, María. A mí me encanta que me leas y me comentes.
      ¡Besillo, Hermana de Letras! ;)

      Eliminar
  3. Tenías toda la razón al decirme que para Halloween (o quizás porque así te apeteció fuera cual fuera la fecha) habías subido algo de terror. En este texto visualizo ese terror psicológico que nace de la posibilidad de que lo que describes se convierta en real. Tal y como avanza la ciencia no me sorprendería que alguien realizara alguna vez con éxito todo esto. Y eso es terrible.

    Como bien decía María, lo malo es necesario para valorar lo bueno, y uno nunca sabrá si obra con maldad o bondad si no tiene un baremo contrapuesto con el que comparar. Muy buen micro Edgar. Un abraz...te saludo jeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Idee este micro hace unos días, hablando con Ricardo sobre la serie "Black Mirror", decidí que mi próximo relato sería algo así como; "si yo fuera guionista de esta serie y tuviera que escribir un capítulo". Ayer por la noche lo escribí, en la cama, con la tablet, y cuando le iba a dar a "editar" le di a "publicar" sin querer. No quería publicarlo aún, quería reescribirlo, pero se quedó tal y como está.

      Exacto, sin el baremo de lo contrapuesto, se pierde el equilibrio, la percepción, no puede haber luz sin oscuridad, y viceversa.

      Muchas gracias por tu gran valoración del relato, José Carlos.
      ¡Abra.. Saludos, compañero! ;)

      Eliminar
  4. Un relato de ciencia ficción que reflexiona sobre el ser humano. Por mucho que nos esforcemos en ser perfectos nunca lo conseguiremos. Siempre habrá algo imperfecto en nosotros. CMR solo nos permite elegir nuestra imperfeccion. Una idea interesante para desarrollarla mas.

    Saludos colchificados

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal cual veo este micro, una idea para ser desarrollada, totalmente de acuerdo.
      Y no estoy menos de acuerdo con tu conclusión, la búsqueda de la perfección es una imperfección en si misma, podemos mejorar pero ser perfectos tan solo es un deseo del ego, la humildad y comprensión de nuestros defectos y debilidades sí que es una mejora personal.
      Muchas gracias, Santiago.
      ¡Saludos, Colchiflor! ;)

      Eliminar
  5. Tu micro es mucho más que eso, Edgar. Además de un relato de ficción genial, es una profunda reflexión sobre lo más complejo y a la vez característico del ser humano: sus emociones y sus deseos de paz interior.

    Puede que con el tiempo, erradicar unos sentimientos y potenciar otros en la mente humana sea posible, ¿pero será una buena idea? Yo creo que jugar a ser constructores de almas y personalidades es un juego muy peligroso, prefiero luchar a brazo partido contra mis "imperfecciones".

    Buenísimo, Hermano de Letras. Para ser domingo me has puesto a pensar, pero te lo perdono gustosa por lo mucho que he disfrutado leyéndote jajajajaa.

    Un abrazo y feliz tarde de domingo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra enormemente que te haya parecido una reflexión sobre la complejidad del ser humano frente a sus emociones y deseos de paz interior.
      Creo que los fármacos ya están jugando un papel importante en los estados de ánimo de las personas, y afectando a las emociones. Si algún día llegara la cirugía mental para moldear nuestra personalidad, será un paso más en este peligroso juego.
      Siento haberte hecho pesar en domingo, aunque me perdones, eso no se hace, niño malo, niño malo... jajajaja
      ¡Muchas gracias por tan buena valoración, Julia, tus comentarios no tienen precio para mí!
      ¡Abrazo, y Feliz Semana, Compañera! ;)

      Eliminar
  6. Interesante planteo el de este micro, Edgar! Estoy de acuerdo con Santiago, se siente que da para más ;)

    Lo lamento por el hijo, que se quedó sin el amor del padre. Esperemos que, cuando crezca, no se le ocurra ir a CMR para que le extirpen el trauma que esto le va a generar :P

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya parecido interesante, y estoy totalmente de acuerdo con vosotros, da para mucho más, es una idea poco desarrollada.
      Si, quienes han salido más perjudicados en esta historia son los seres queridos de este hombre, los que han perdido el afecto debido a la cirugía mental.
      C.M.R extirpará traumas, y más adelante los substituirá por felices recuerdos, falsos... pero felices. ¿Cómo te has enterado? Aún no lo han añadido en su programa.
      ¡Muchas gracias, Denise!
      ¡Abrazo, Compañera! ;)

      Eliminar
  7. :( Odio y amo que me hagas sentir con lo que escribes...
    siempre es muy gratificante venir a leerte,casi tan vicioso esto, como los chocolates jajajjaaj, besosss!
    La tematica sin duda con ese toque futurista y de ficción,personalmente creo que puede rayar en la realidad,tu escribir aquí reflexivo, aterrador de un deseo humano...deseosos de ser perfectos,no apegarnos a el afecto,autocontrolarnos,ser quienes queremos de una forma compulsiva y loca,¿genial o tormentosa?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo sinceramente que la perfección es lo aterrador, seres perfectos con los que es imposible sintonizar. Un fiasco no poder experimentar esas emociones contrastadas que son necesarias sentir. No hay bien sin mal ni blanco sin negro, ni dulce sin amargo. ni a mor sin odio. Erradica una emoción y el equilibrio se fractura de tal manera que el Jin y yang deja de ser el círculo perfecto que anima al ánima mortal.
      Un abrazo hermano. Fabuloso relato reflexión.

      Eliminar
    2. Ady: Me alegra haberte hecho sentir con este relato, sensaciones contrapuestas, pero que las unas no pueden existir sin las otras.
      ¡Muchas gracias por la lectura, y por tan poético-reflexivo comentario!
      ¡Abrazo grande, Choco-Compañera! ;)

      Eliminar
    3. Francisco: Estoy totalmente en sintonía con la reflexión que extraes de lo que describe el relato.
      Mencionas el "Yin-Yang", y lo tuve muy presente al escribir esta historia, el equilibrio que representa la suma de los contrarios, dando como resultado; el todo Universal.
      ¡Muchas gracias por tu positiva valoración, Francisco!
      ¡Abrazo, Compañero!

      Eliminar
  8. Decir que tu texto es aterrador es quedarme muuuy corta, Edgar.
    La verdad es que no comprendo, quien creemos ser por el sólo hecho de modificar nuestra esencia al propio antojo. Excluir parte de nuestras emociones, es erradicarnos como seres humanos. Un proyecto futuro, ¿ser una máquina? Eso sería del todo menos perfecto!

    Espectacular, compi!
    Un fuerte abrazo, ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso somos en gran parte, un ser que juega con la modificación de la realidad, transformando el entorno, y su propio cuerpo, y quizás, su mente en un futuro, pero ya no con el estudio y la evolución natural, si no con la ciencia y la cirugía.
      Quizás tenga un propósito positivo, pero el juego no deja de ser peligroso, aunque también me confieso devoto de la ciencia, y todo esto nos lleve a una nueva evolución. Es fácil juzgar, decir esto está bien, o está mal, pero el ser humano tiene la condición de la libertad y del poder, y si es libre de hacer y puede, lo hace.
      ¡Muchas gracias, Irene!
      ¡Fuerte abrazo, Compi! ;)

      Eliminar
  9. Edgar,
    Terrorífico y muy propio de esta época, alguien sin emociones buenas o malas ¿qué acaba siendo? ¿un zombie?

    Las emociones es lo que nos hace diferentes de las máquinas y de los animales, aunque a veces hay animales que parecen más humanos que muchos humanos.

    Un saludo de castanyada o de halloween para los más modernos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo, por qué todo esto no es más que una suposición ficticia, que quedaría zombificado en cuanto a su capacidad de experimentar odio y amor. Creo que estos dos sentimientos mueven (entre otras cosas) el mundo vivo. Cuando amas se crea el odio hacia lo que corrompe ese amor, o lo daña, y cuando odias, es el amor el que aparece, para minimizar el odio, a través de la compasión, y las ganas de continuar adelante con nuestras vidas, pura supervivencia.
      Si, también creo que los animales (algunos) se muestran más humanos (en la parte buena de su condición) que otros humanos que actúan sin empatía ni compasión con el resto.
      ¡Muchas gracias, Conxita!
      ¡Feliz lo que sea, castanyada, halloween, día de los difuntos! ¡Por festejar que no quede!
      ¡Abrazos, Compañera!

      Eliminar
  10. Todas las emociones son necesarias, y tu relato así lo asevera. Creo que el secreto es lograr controlarlas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal cual, Raúl. Se puede decir de manera más extensa, pero no más clara.
      Controlar las emociones no es fácil, pero se puede hacer si alimentamos aquello que provoca las que deseamos sentir, se aumenta la probabilidad de dar con ellas.
      ¡Muchas gracias, y un abrazo, Compañero!

      Eliminar
  11. Miedo me da que algún día un irresponsable logre manipular nuestra mente porque seguro que habrán otros muchos descerebrados que se prestarán voluntarios.
    Ya pocos sentimientos muestra la humanidad actual como para que, además, los pierdan por completo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo esto da miedo, no hay duda. Y seguro que habrían muchos que se prestarían a estas operaciones. Tras toda la locura que hay hoy día con la cirugía plástica, el próximo paso de este tipo de personas sería embellecer su mente sin la necesidad del estudio y la comprensión sobre éste.
      Esperemos que los sentimientos perduren en la historia de la humanidad.
      ¡Muchas gracias, Josep Mª!
      ¡Abrazo, Compañero! ;)

      Eliminar
  12. Pues aunque lo escribieras sin modificarlo y dándole a la tecla de la tablet antes de lo previsto, el relato me parece estupendo puesto que este mensaje cala bastante en el lector, ya que si se modifican o eliminan las emociones de cualquier ser humano, este inmediatamente pierde también su condición humana y se convierte en un autómata o en un zombi.
    Te puedo asegurar, Edgar, que este tipo de experimentos, que no hace mucho podrían parecer de ciencia-ficción, hoy en día y debido a los avances tecnológicos e intereses de la élite mundial por seguir manteniendo sus privilegios de poder en la sombra, no me extrañaría nada que se puedan haber realizado ya.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, el mensaje sería el mismo, y la idea principal, pero quería elaborar un poco más la trama y el entorno donde suceden los acontecimientos. Aunque bueno, aún siendo un relato menor, y no estar muy desarrollada la historia, lo que quería contar en él ya está contado.
      Pues tienes razón, Estrella, quizás lo vea yo imposible y ya sea una realidad encubierta.
      ¡Muchas gracias, y un gran abrazo, Compañera! ;)

      Eliminar
  13. Fantástico micro, Edgar. De hecho, no hace mucho tiempo que escuché la noticia de que se había descubierto una terapia que podía eliminar de la mente los recuerdos traumáticos como por ejemplo una violación, una agresión... Tu micro va por ahí entender que el yo es algo distinto de todo aquello que lo configura. Todas las emociones, negativas o positivas tienen su razón de ser. Solo quien conoce la tristeza puede valorar la felicidad, solo quien ha padecido la frustración podrás saborear el éxito, solo quien ha odiado puede conocer la bondad de la paz... ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues supongo que los recuerdos traumáticos también deben ser necesarios, forjan nuestro ser, y olvidarlos, quizás sea contraproducente. No lo sé, la verdad.
      Eso sí lo creo, sin duda, la razón de ser de las emociones, sean positivas o negativas.
      ¡Muchas gracias por la lectura y positiva valoración, David!
      ¡Abrazo, Compañero!

      Eliminar
  14. Uf, excelente micro, Edgar.
    Las emociones y sentimientos asociados a ellas son necesarias todas, positivas y negativas. No existen unas sin las otras. Y como ha dicho Estrella, si se eliminasen perderíamos nuestra condición humana... algo terrorífico...

    Abrazo grande , Compi!!! De esos completamente humanos!!! Jaja ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con tu reflexión sobre este tema.
      ¡Muchas gracias por la visita, Flora, no tardaré yo mucho en pasarme por tus siempre evocadoras letras!
      ¡Abrazo grande, Compi! ¡Humano y tierno! ;)

      Eliminar
  15. Tienes razón, aunque se trata de un breve relato que da para más, el mensaje está lanzado y, sobran las palabras (de más) Muy acertado ese nombre del Dr., haciendo homenaje a "Un mundo feliz". A mí me pareció genial la peli "Del revés" y no me extraña que te diese parte de la inspiración para tu relato, pues tiene tema para dar y tomar. Me llamó mucho la atención aquellos de las "Islas" y cómo se iban desmoronando... En fin, estupendo relato, compañero, que cala donde tiene que calar
    Sabes, me recuerda aquella Memory Call, de la peli Desafío total, que se dedicaba a insertar recuerdos ficticios y felices en sus clientes,,, y mira en lo que acabó, je, je
    Un fuerte abrazo, compañero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me recordó al Memory Call de "Desafío Total", gran película. Y "Del Revés", tiene un sinfín de lecturas, no me canso de verla con mis hijos, también les encanta.
      Muchísimas gracias por la lectura y por la positiva valoración, Isidoro.
      Por cierto; me quedó claro en tu relato del "Novato" que la señora Filomena no le llegaba a dar el beso, que solo le quería dar una propina, y que los compañeros se reían de su reacción por el engaño de ellos. (Lo de la estrofa sublime del esperado chupetón era por el "esperado", no que llegara a realizarse). En fin, disfruté mucho tu relato.
      ¡Fuerte abrazo, compañero! ;)

      Eliminar
    2. Perdóname, interpreté mal tu comentario, fruto, sin duda, de mi inseguridad respecto a la lectura que podía hacerse de mi relato. Te agradezco que lo menciones compañero.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
    3. Nada que perdonar, hombre. Jajaja...
      Estaba muy claro, y aún lo está. Admiro tu escritura, mucho que disfrutar y aprender de ella.
      ¡Abrazo!

      Eliminar
  16. Interesante el tema que tratas en este micro, a mi modo de ver en la mente el conjunto de los malos y los buenos recuerdos forman la persona, si solo tuviéramos acceso a recordar lo bueno no creo que fuera alentador para el ser humano, de los errores se aprende mucho.
    Descrubrí tu blog desde el blog de David Rubio. Me quedaré a dar una vuelta. Volveré, si deseas dar un paseo por el mío tienes historias breves para leer.
    Un saludo
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo estar más de acuerdo con tu reflexión.
      Le doy las gracias a David por que hayas llegado aquí a través de su blog, ten por seguro que me daré un paseo por el tuyo.
      Bienvenida al Rincón, Puri.
      ¡Muchas gracias, y un saludo! ;)

      Eliminar
  17. Se puede considerar un relato futurista, sin embargo, no necesariamente de ciencia ficción. Sin ir más lejos, actualmente las drogas y los medicamentos manipulan nuestros estados de ánimos. No falta mucho para que en una clínica podamos operarnos el cerebro para sentir lo que queramos sentir. Todo lo que tenga que ver con el futuro, no me parece ni loco ni imposible: al contrario, muy probable. Los científicos son profesionales muy capaces.

    "- ¿Ya no me quieres, papá?

    - Eres mi hijo, yo siempre te... estaré a tu lado".

    Me sonreí en esa parte jaja

    Más saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, quizás no trate un futuro muy lejano, ni una ciencia ficción, si no una ficción que plantea una auténtica ciencia.
      Muchas gracias por tu lectura y comentario, Julio David.
      ¡Saludos, Compañero!

      Eliminar
  18. Y he aquí tu especie de homenaje a ''Black Mirror''. Confieso que lo leí cuando lo publicaste, pero últimamente no estoy muy inspirado, y para comentar como lo hago hay que estarlo jajaja. Sigo sin estar inspirado, pero creo que tengo que comentarlo, ya que estuvimos hablando de escribir este tipo de historias.
    Para empezar, la historia está estructurada con ese estilo que está empezando a ser habitual en tus escritos. Unas escenas precisas pero misteriosas, que son como piezas de un puzzle que al final se encajan formando un todo. A su vez, utilizas el estilo de frases cortas y bien construidas, precisas también como flechas que es el sello de todas tus historias desde el principio. Esto nos hace leerlo con rapidez, por lo ágil que resulta, y al mismo tiempo mantenernos en la lectura,, puesto que queremos completar ese puzzle.
    La historia, profunda, como nos tienes acostumbrado con tu brillante mente. Siempre nos cuentas algo más de lo que a simple vista se ve, y eso es algo complicado que tú sabes hacer y que admiro.
    En esta aterradora historia nos cuentas la posibilidad de crear una especie de máquina capaz de anular nuestras emociones. Es aterrador porque podría llegar a ser posible, dado el rápido avance de la tecnología y la ciencia. Un enfoque que nos lleva a pensar en ''Black Mirror''.
    Así pues, haz mezclado tu original estilo con el tipo de historias de esta original serie. ¿Resultado? Una explosión de originalidad llena de belleza.
    Abrazo, Edgar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchísimas gracias por tu estupendo comentario, por la buena crítica, y por tan amables calificativos, la última frase, ese resultado según tu, me ha halagado mucho.
      Me alegra que hayas visto el símil con "Black Mirror", te confieso que a mí, el relato, me pareció muy light a comparación con las grandes obras que reflejan cada capítulo de esta ya serie de culto. Una buena idea quizás, pero muy poco desarrollada. Aunque lo que si es bien cierto de lo que dices es lo referido al estilo, estoy creando el mío propio, con esas frases cortas y precisas que son piezas de un puzzle, tal que así, me estoy forjando en esta manera de contar historias, incluso largas, como si de una micro novela se tratara.
      ¡Abrazo, Ricardo!

      Eliminar
  19. Muy buen cuento, Amigo de las Letras. Un futuro posible? Erradicar las emociones humanas, una genialidad (de micro, como idea es perversa).
    Abrazo, Egdar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego es una idea perversa, posible fruto de deshumanización.
      Muchas gracias por la lectura y comentario, Federico.
      ¡Abrazo, mi buen Amigo de las Letras!

      Eliminar
  20. Me ha gustado mucho Edgar, me parece un relato muy bien narrado y muy interesante. Desde luego, hay un equilibrio que debe seguir ahí, y jugar con él puede reportar los inconvenientes que sufre el protagonista, que acaba por volverse, a mi parecer, como un autómata vivo, incapaz ni de expresar amor ni siquiera a su propio hijo. El final es buenísimo, por cierto, jeje. Un abrazo compañero! ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me honra tu valoración sobre la narración del micro.
      Exacto, quebrado el equilibrio al erradicar una emoción "negativa", su opuesto "positivo" queda mermado, a fin de cuentas no hablamos en realidad de sentimientos negativos o positivos, si no de sensaciones necesarias para contrastar y adoptar aptitudes adecuadas.
      Me alegra que te haya gustado el final.
      Muchas gracias, Ramón.
      ¡Abrazo, Compañero!

      Eliminar
  21. Ya lo dijo el maestro Yoda el miedo lleva a la ira, la ira al odio, y sin odio no hay espada láser, ni fuerza, ni midiclorianos, ni muñequitos de star wars, ni episodio VIII en navidad, ni padre que lo fundó. Para ser uno con la fuerza necesitamos todas las emociones y si te dejas alguna por el camino nunca serás un tú mismo.

    Saludos acolchados!!

    PD: Tampoco tendríamos los odiosos 8.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja
      Un comentario sin desperdicio.
      Cómo fan de Star Wars y de la sabiduría de Yoda; la razón te acompaña, jóven padawan.
      Los odiosos 8 es otro cantar.
      ¡Abrazo, Zesar de la Zelda! ;)

      Eliminar
  22. Un relato muy interesante (y muy bueno, me permito añadir) que no sólo pone sobre el tapete los progresos de la ciencia, a veces tan peligrosos para nosotros mismos, sino que también reflexiona sobre la necesidad de la dualidad. El amor no puede existir sin el odio, ¿no? Sobre este tipo de cuestiones se reflexiona desde muy antiguo. Por ejemplo, tenemos la dicotomía filosófica entre lo apolíneo y lo dionisíaco. Sabemos que no puede haber uno sin otro...
    Ah, me ha encantado la referencia a la película "Al revés" y me temo que yo no he captado la referencia a "Un mundo feliz", pero eso se debe a que no he leído esa obra todavía.
    ¡Un abrazo y nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He investigado, a raíz de tu comentario, el tema de lo apolíneo y dionisíaco, en un ensayo filosófico de Nietzsche. Desconocía el tema y me ha parecido muy interesante.
      Te agradezco la visita, la lectura y el comentario.
      ¡Abrazo, Noemí!

      Eliminar