Secretos "3ª Parte" - La Jota Negra -

*Relato escrito a dúo con María Campra: "Encantadora de Cuentos"


3ª Parte "La Jota Negra"

Se estaba secando el rostro con una toalla, acababa de salir de su última ducha, y pronto dejaría ir su último aliento. Carlos Zafiro se encontró conmigo a sus espaldas, me vio reflejada en el espejo de su baño. Se dio la vuelta y movió sus labios. No le dio tiempo a emitir ni una sola palabra, no pudo suplicar por su vida. El agujero humeante en su cráneo lo certificaba. Cayó cómo caen todos, cómo un castillo de naipes, a plomo.

El objetivo había sido fácilmente localizado, y aún más fácil si cabe; eliminado. Esa misma noche abandonaríamos nuestras nuevas máscaras, y nuestro falso hogar.

Él me esperaba en el auto. Acordamos que solo uno de nosotros bastaba para acabar con Zafiro. Nos lo jugamos a una mano de la "jota negra". Gané. Me gusta mi trabajo.

Al llegar a aquella casa todo se tornó irreal, no me acostumbro a esta parte, aún menos cuando una se ha enamorado de verdad. El servicio de limpieza de la agencia tardó dos días en vaciar el que fue nuestro hogar durante aquel año. Solo había que esperar a nuestros taxis, y no volver a vernos jamás. Pero ambos sabíamos que eso no iba a pasar.

* * *

- Mi verdadero nombre es Luca. 

- ¿Perdón?

- Mi nombre...

- Si, ya te oí. No debiste decírmelo. 

* * *

Aún recuerdo la primera vez que rompimos las cadenas del deseo prohibido. Estirados sobre la cama, repasábamos nuestros papeles a interpretar. Fechas, anécdotas... estupideces. Teníamos invitados aquella noche, una pareja de vecinos, los Falio, o Fadalio, no lo recuerdo. Menudos ingenuos enamorados, pero fue divertido. 

Me rozó un pie con las puntas de los dedos de su mano, y caminó sobre mi muslo con dos de ellos. Silbando una melodía de Jazz. Él sabía que la atracción me delataba, me habló del brillo de mis ojos, y de mi sonrisa. Me sedujo con sus palabras, su sentido del humor. Un par de caricias fueron suficientes para hacer volar las sábanas. Y caímos en la tentación. 

Aquella fue la primera vez que hicimos el amor, la primera de muchas otras.

Pero no debiste revelarme tu verdadero nombre. Todos los que supieron el mío están muertos.

* * *

Querida compañera, los secretos son mentiras disfrazadas de ausencia, y tarde o temprano salen a la luz, mostrando su verdadero rostro. Una vez te encuentras la verdad, cara a cara, ya no habrá máscara que la pueda ocultar.

Recuerdo nuestra primera vez, y las siguientes. Mis palabras te cautivaron, mi sonrisa, mis caricias, caíste en mi red. Aún desconoces quien nos unió en nuestra misión, la verdadera identidad de Zafiro.

Disfruté viendo cómo le metías una bala en la cabeza al último hombre que conocía la verdad que algún día averiguarás. Incorporé una micro cámara en el arma con la que le volaste los sesos, en el auto pude ver con claridad que mi objetivo era eliminado por la persona adecuada. Vi cómo intentó decirte algo antes de que acabaras con su vida, no iba a suplicarte, si es eso lo que pensaste, iba a revelarte el secreto final. De haber sido así, tendría que haberte matado en aquel mismo instante.

¿Crees que no volveremos a saber el uno del otro? ¿Crees qué no queda nadie que sepa tu verdadero nombre?

Jamás he perdido una mano jugando a la "jota negra", Alicia. 





Continuará...

Para leer el siguiente capítulo de "Secretos", por María Campra, pincha aquí.


Comentarios

  1. Me encanta. La he releído y me gusta aún más si cabe. Trabajar contigo es muy fácil y genial compartir Letras Hermano de Letras.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, María.
      A mí también me ha encantado cada parte de tu autoría, y he disfrutado mucho escribiendo a dúo contigo este relato.
      Ha sido fácil y fluido porque ambos hemos puesto de nuestra parte, y la pasión y el gozo que nos supone crear una historia.
      ¡Besillos, Hermana de Letras! ;)

      Eliminar
  2. Madre mía Edgar, sois el señor y la señora Smith, María y tú. Menudo duelo de talentos (duelo es por decir, claro) en esto de la intriga. La verdad es que, viendo como continúa la cosa, me espero lo que sea. y yo que pensaba que terminaba en el segundo capítulo (no sé por qué), veo que la cosa tiene cuerda para rato, porque es una historia que promete. Ahora mismo se nos plantea un enigma que, algo me da, nos va a crear más de un quebradero de cabeza a los lectores, ja, jaaa. y todo por haber matado al bueno de Carlos Zafiro... claro que si era el objetivo, era el objetivo.
    Un placer leerte compañero, por aquí seguiré
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii... yo también he tenido en mente al Sr. y la Sra. Smith, y a la más reciente "Aliados" de Robert Zemeckis, a lo largo de este relato.
      Podría haber terminado con el segundo capítulo, pero al final, María y yo, decidimos retroceder en el tiempo, y concluir con el último encuentro.
      En la parte final de nuestra "encantadora de cuentos" descubrirás quien es en realidad Carlos Zafiro, y todos los secretos serán revelados.
      ¡Muchas gracias, Isidoro!
      ¡Abrazo, Compañero!

      Eliminar
  3. Una continuación brillante e intrigante para la historia, Edgar. Hay mucho más de lo que a primera vista pensábamos, una gran madeja de hilos argumentales que desenredar...

    Espías espiados, profesionales del engaño y la muerte que son engañados, autómatas del crimen que sucumben al sentimiento y el deseo. No se me ocurren ingredientes más efectivos para engancharme, ¡por eso mismo ya estoy enganchada! :DD

    Espero con impaciencia la continuación de este estupendo trabajo de María y tuyo, compi de letras.

    ¡Un abrazo de miércoles!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Julia.
      Esa madeja de hilos argumentales serán totalmente desenredados en el último capítulo de María.
      Me alegra que te hayamos enganchado con estos ingredientes, ha sido una gozada cocinarlos.
      Seguro que no te defraudará el desenlace, María ha puesto toda la carne en el asador.
      ¡Abrazo de miércoles, Compi de Letras! ;)

      Eliminar
  4. Este secreto parece mucho mayor de lo que me esperaba, como mayor es el suspense que habéis creado en torno a estos dos personajes. ¿Quién acabará con quién? Voy raudo a leer la continuación en casa de la mamá escritora, jeje.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya he visto que has leído la última parte de María, y que todos los secretos ya te han sido desvelados.
      Me alegra que hayas seguido esta historia junto a nosotros.
      ¡Muchas gracias, Josep Mª!
      ¡Abrazo, Compañero!

      Eliminar
  5. Me ha encantado, Edgar! Vaya pedazo de colaboración que os lleváis entre manos, jeje. Me voy corriendo al blog de María para ver como sigue! Un gran abrazo! ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado este capítulo, Ramón.
      María y yo hemos disfrutado mucho con esta colaboración, y ambos estamos muy contentos con el resultado.
      ¡Muchas gracias, y un fuerte abrazo, Compañero!

      Eliminar
  6. ¡Genial! Edgar.
    Se ha eliminado a un objetivo que iba a revelar una verdad; un amor el de estos dos, que no creo termine muy bien por lo que voy leyendo. Mentiras y medias verdades.
    Corro a leer a María.
    Un abrazo compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Francisco.
      En efecto, eliminado el objetivo, tan solo queda saber que secreto final ocultaba, y como acabará esta historia de amor basada en mentiras y medias verdades, como bien dices.
      ¡Abrazo grande, Compañero!

      Eliminar
  7. Podía haber quedado en los dos primeros episodios, pero habéis sabido mantener y aumentar el interés añadiendo otros dos. Muy buena la historia y con giros muy impactantes. Mi pregunta vuelve a ser ¿habrá más episodios o, ahora sí, ha terminado? Tanto una como otra posibilidad siguen siendo factibles.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora sí, aquí se acabó lo que se daba. Se han atado los cabos sueltos, y los secretos han sido revelados.
      Muchas gracias por ser fiel lectora de de este relato a dúo por capítulos, Rosa.
      ¡Besos! ;)

      Eliminar
  8. ¡Me sigue intrigando! Felicitaciones, amigos. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mantener la intriga.
      Muchas gracias.
      ¡Abrazo, Noemí!

      Eliminar
  9. Tentado por haber leído el final antes de comentar aquí, he optado por ser bueno jaja. Como han mencionado por aquí, secretos, mentiras, tiros y "amor" se encuentran dentro de la coctelera que agitáis tú y María. ¿Saldrá el martini perfecto o un agua chirri? Estoy seguro de que lo primero :)

    ¡Un abrazo y bien hecho al no dejar la historia en el segundo capítulo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que hayas disfrutado de este cóctel que hemos preparado con mucho cariño, María y yo. Espero que el Martini estuviera bien mezclado, y no agitado, a su gusto, Sr. Bond.
      Muchas gracias, José Carlos.
      ¡Abrazo, Compañero!

      Eliminar
  10. Vengo de leer las cuatro entradas al hilo. Qué montaña rusa. Primero parece una historia de amor, luego pega un volantazo y se va por el lado de la intriga, después pasa por el thriller y termina en un policial romántico de final dramático.
    Gran trabajo, Edgar.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por leer este relato por capítulos escrito junto a María, y por la positiva valoración.
      Tienes toda la razón, es una montaña rusa de géneros.
      Saludos, Raúl.

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares