jueves, 16 de julio de 2015

Decisión del Alma

Benjamín restaba sentado al lado de su amada, de su cuerpo inmóvil, su inexpresivo rostro, su perpetuo silencio.

Tantos años cerca de alguien que parecía eternamente alejado.

Cuando eran jóvenes ansiaban una larga vida juntos, tantos propósitos, tan poco por cumplir.

Los sueños pasaron a ser recuerdos y estos, una caricia nostálgica del pasado.

Ella cayó al suelo, camino de firmar las escrituras de su unión.

Él no creía que aquello fuera necesario. Según él, no hacía falta ningún papel que confirmara el amor que sentían el uno por el otro.

Lo demostró en todo momento, a su lado. Mientras ella dormía, con los ojos abiertos o cerrados.

Hasta que un día él, siendo ya un anciano, murió.

A la mañana siguiente, ella también.

No besó su frente al despuntar el sol.

No había razón, su alma decidió marchar con él.




Dedicado a Jorge Sala

Fin

12 comentarios:

  1. Conmovedor micro instante, Edgar.
    Breve pero intenso escrito que cuenta una larga historia de amor.
    Abrazo, amigo de las letras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que así te lo haya parecido.
      Gracias, Federico.
      Abrazo, amigo de las letras.

      Eliminar
  2. Amor en estado puro, triste, pero amor.Amor hasta el final. Genial Hermano de Letras. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amor hasta el final, sí.
      Gracias, María.
      Abrazo, Hermana de Letras.

      Eliminar
  3. Muy buen micro. El amor hasta la muerte. Es un tema apasionante. Yo también lo trate en un relato. Me ha gustado compañero
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado este micro, compañero.
      Sí, es un tema apasionante. Encontraré tu relato.
      Gracias. Un abrazo, Oscar.

      Eliminar
  4. Una tierna historia en la que no deciden las mentes, sino las almas. Historia de amor hasta el final y más allá. Un hombre que permanece junto a su mujer enferma, unidos por el amor en el mundo de los ''vivos'', una mujer que aún estando enferma permanece aferrada a la vida, ¿por amor?, seguro que sí, y que decide dejar de luchar cuando la persona a la que ama y ha estado hasta el final a su lado, fallece antes que ella. Pero no es el final, aquí continúan unidos por el amor en el mundo de las almas. Un abrazo, Compañero de Palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un auténtico deleite la lectura de tu exhaustivo análisis y tan acertado comentario. Historia de amor hasta el final y más allá, si señor.
      Muy agradecido por tus palabras, Ricardo.
      Abrazo, Amigo de Letras.

      Eliminar
  5. Cuando el amor es tan profundo, cada segundo junto al ser amado cuenta. No importa que no puedan hacerse las cosas que habríamos querido o imaginado, lo importante es "estar" para el otro de la forma en que la vida nos permita.

    Un micro precioso, Edgar, aunque ojalá que nunca tengamos que pasar una prueba tan dura :)

    Un abrazo grande, compi!! Yo solo pasaba por aquí... P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es duro, pero con el tiempo se convierte en una realidad llevable del día a día, lo veo mucho en el hospital y en la residencia. Esposas, maridos, compañer@s, familiares, que pasan cada día al lado de sus seres queridos, personas que por su enfermedad o estado, están y no están al mismo tiempo. Lo que ocurre en el micro también lo hemos vivido en este ambiente, cuando el acompañante marcha, la persona que estaba en cama, también.

      Muchas gracias por tu valoración, Julia.

      Abrazo enorme, Compi! Siempre es un placer verte pasar por aquí! ;)

      Eliminar