miércoles, 30 de septiembre de 2015

Almas Oscuras "Cartas desde el Infierno" (10)

                        Para leer la anterior carta de Julia C. "Hell Dolly" pincha AQUÍ

From: J. Honest
Sent: Friday, November 11, 2016, 00:00 PM
To: Hell Dolly
Subject: End of the course

Querida Hell Dolly.

Han pasado tres días desde tu última carta, he comprobado gratamente que la ecografía es auténtica y que Carl ha muerto como merecía. Has estado predispuesta a mis peticiones más sombrías. 

Ha llegado la hora de revelarte el verdadero propósito de nuestro encuentro.

Te hallas sentada sobre el reloj de piedra en el portal de Saint Patrick mientras te escribo estas últimas letras, tienes el portátil abierto, esperando la llegada de esta carta. 

He intentado conectar tu web cam para ver tu rostro de cerca pero no lo he logrado, pero tranquila, puedo verte, mira hacia arriba, a tu izquierda. Ves en esa farola, una pequeña luz roja intermitente, es una cámara y envía la señal a nuestro ordenador. 

No me extraña que oyeras hablar de mí por parte de los guardias, aquí soy una celebridad, estoy en boca de todos y no es para menos, soy ese pasajero oscuro que atraviesa los muros de hormigón y se abre camino entre los humanos, que como tú, me abren las puertas de su ser. Tan siquiera existo.

Tu petición de que eligiera al progenitor fue una bendición, una manera perfecta de acabar con Carl, ese hombre estaba a punto de estropearlo todo, quería sacar a la luz el proyecto "J. Honest" y destruirlo. Con su muerte, todo vuelve a la normalidad.

No soy humano, no soy nada, solo un perfil en la red, un anzuelo para personas como tú y créeme Hell Dolly, tu participación ha sido lo mejor que nos podía ocurrir. 

Tras el teclado de este juego perverso, del virus letal que tanto te he mencionado, se encuentra el terror que se alzará sobre la humanidad. 

Somos un equipo formado por presos, unos encarcelados injustamente, otros arrepentidos y redimidos ante una sociedad cruel. Y con crueldad nos servimos de nuestras víctimas. 

Somos el ojo por ojo, asesinos de la corrupción y la mugre que nos rodea. 

Has visto y sentido cosas que solo están en tu mente perturbada, en tu alma oscura. 

Te has dejado poseer por una ilusión, has herido tu cuerpo, has asesinado a inocentes y te has dejado engendrar por quién estuvo a punto de acabar con todo esto.

Ves un tumor crecer en tu interior y ese es nuestro trofeo.

Observa a tu derecha, al final de la calle. Mira esas luces de auto encenderse y apagarse a lo lejos. Es nuestro contacto en el exterior.

Tienes dos opciones, querida Hell Dolly. Puedes lanzarte desde el puente que conduce a la iglesia de St. Thomas y redimir tu carne para liberar el resquicio que quede de tu alma o puedes cruzar el "Arco de los Difuntos". 

Si tomas la segunda opción, nuestro amigo te arrebatará nuestro trofeo y podrás vivir en la sombra de una justicia que se alzó sobre ti, en el mismo instante en el que te pusiste en contacto con nosotros. 

Con "Honest Judgment". La mano de la justicia inquisidora. 

Se despide de ti el alias de nuestro perfil, el nombre de  tu perdición... 


J. Honest.



¿Fin?

Para leer el final de Almas Oscuras "Cartas desde el Infierno"... Por Julia C. pincha AQUÍ




20 comentarios:

  1. Bueno, pues tanto si he asistido al final como si no, puedo decir que he sido uno de los "cotillas" que han leído todas las cartas. Que Dolly esté loca se viene barruntando desde la primera carta jaja. Que Honest resulte al final una especie de juego macabro y carcelario es una sorpresa, no cabe duda. Ante los precedentes de las otras cartas había dos caminos posibles, o realmente asistir al alumbramiento de un ser demoníaco y sobrenatural (por eso en uno de mis comentarios mencioné a Fallen como ejemplo de demonio transmitido por el tacto), o destapar alguna sorpresa. Y en este caso cayó la sorpresa. Queda por ver el camino que escoge la descarriada Dolly.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has asistido a una parte del final, ahora queda la siguiente, la respuesta de Hell Dolly a este macabro juego...
      ¡Gracias por seguir esta saga, José Carlos!
      ¡Abrazo!

      Eliminar
  2. Muda, muda me he quedado literal, muda... el juego el que habéis hecho con nosotros... madre mía!!!
    Podía creer cualquier fenómeno demoníaco, pero esto.. ha merecido la pena leeros desde el principio ya que me siento desconcertada y perdida en este juego de cartas.

    Vuelvo a empezar, son presos buenos que han cometido sus faltas pero se redimen de la culpa, ¿haciendo el bien? Y claro Dolly la bicho tiene que pagar sus malos actos...
    Espero que siga la historia de verdad, no nos dejéis así.. mi cabeza piensa más que asiente, jajaja

    ¡Un abrazo enorme amigo de letras!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra haberte dejado sin palabras, era eso o que me dijeran de todo menos "bonico" como me alertó Julia... jajajaja
      Bueno... Esos presos no son tan buenos, un poco cabroncetes, lidian con otros asesinos del exterior, pero de malas maneras, siguen siendo lo peor de lo peor...
      ¡Muchas gracias, Irene por todas tus lecturas y comentarios!
      ¡Un abrazo enorme, amiga de letras! ;)

      Eliminar
  3. Tras leeros, me han entrado ganas de llorar... Irene dice que se ha quedado muda... Yo también... No sé, hubiera preferido los Demonios, si te digo la verdad... u.u

    No sé... Un Juego Peligroso al que todos nos exponemos con un perfil en la red. Creo que, de la manera más macabra, habéis destripado la Realidad que se esconde muchas veces tras los intercambios de Palabras entre personas a través de la Red... Hay mucho Desalmado por ahí suelto, con ganas de hacer daño...

    En fin... Que no sé que más decir... ¡Nos habéis enganchado a todos! Aunque ya sabía yo que algo no encajaba ;)

    ¡¡Besotes, Hermanueloooo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento que te haya decepcionado este desenlace, Campanilla... Cabía esa posibilidad, es una trama urdida, J. Honest siempre fue "Honest Judgement"... Te seré sincero, no desde la primera carta, pero sí a mitad de la historia escrita, lo vi claro, debía ser así. ¿Como podría un hombre en el corredor de la muerte atravesar los muros? Si pudiera hacerlo ya lo hubiera hecho, o no lo hubieran atrapado jamás...
      Aún así, queda una última carta de Julia... Espera y verás...
      ¿Ya sabías que algo no encajaba? Si, si... jajajajaja
      ¡¡¡Besotes Hermanuela y Muchas gracias por tus lecturas y comentarios!!! ;)

      Eliminar
  4. ¡Madre mía!
    Realmente los que habéis realizado un juego macabro sois vosotros con los lectores. ¿Volveré a leeros? no sé si me expondré de nuevo a vuestras maquiavélicas manipulaciones. ¡sois malos muy malos!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hemos jugado un poquitín con el lector.... Espero que no os enfadéis demasiado... Pero... Nos lo hemos pasado muy bien... Y aún queda la última carta de Julia... ¡Atento!
      ¡Muchas gracias por seguir esta saga, Hermano! ¡Abrazo!

      Eliminar
  5. Yo me quedé con cólera!! Malvado Honest o los que lo hacen existir!! Jugar así aprovechándose de la demencia de Dolly. Si yo fuera ella, ni el diablo sería tan cruel en mi venganza!!!
    Besitos XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja... Y la verdad, no sé si reír...
      Pero te doy toda la razón, es un plan muy malvado, aunque vaya dirigido a otro ser malvado... No tiene nombre.
      Una venganza diabólica sería lo justo para tal despropósito...
      ¡Muchas gracias por tu fiel lectura y comentarios, Mendiel!
      ¡Abrazo grande, Hermana de Letras! ;)

      Eliminar
  6. Reconozco que no me esperaba este final. ¡Es mejor de lo que me imaginaba!! Al final me ha parecido un juego. Solo alguien virtual puede atravesar los muros de hormigón y engendrar un virus letal. Puede quedar Dolly infectada o puede infectar al resto.

    Te felicito por el relato compartido. El final ha sido estupendo.
    Un abrazo virtual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueeeno, este final a dado para todo tipo de opiniones y sensaciones... Me alegra que por tu parte te haya parecido un buen final y congruente con la trama... Eso digo yo, el virus es virtual, es la manera de escapar de los muros de hormigón y propagar el mal...
      ¡Muchas gracias, Mila!
      ¡Abrazo virtual, Compañera! :)

      Eliminar
  7. Excelente Edgar.
    Todo era una trama de un grupo “Justiciero”. ¿Quieren sembrar el terror en la humanidad? De momento y a falta de leer el ultimo aporte de Julia parece que es asi, aunque…no me fio…jajaja.
    Voy a leerla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí señor, una trampa de "Honest Judgemnet" a "Hell Dolly"... Quieren crear terror a aquellos que crean terror.
      Ya haces bien en no fiarte, Oscar... ;)
      Espero que te guste la conclusión de Julia.
      ¡Muchísimas gracias por seguir esta saga! ¡Abrazo grande, Compañero!

      Eliminar
  8. ¡¡Vaya final!! Se me ha quedado cara de lela.
    ¡Felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja... ¡Pues me alegra haberte dejado alelada! ;)
      ¡Muchas gracias, Sue!
      ¡Abrazote, Amiga de Letras!

      Eliminar
  9. Toda una sorpresa total. ¿Quien está detrás de esos nombres de blogs que tanto leo? ¿Edgar y Julia?
    Un escalofrío me recorre el cuerpo.
    Genial Hermano de Letras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajjaaja... Ahora dudas incluso de que seamos quienes decimos ser, Julia y yo... ¡Noooo, mujeeeer!... ¿O, sí? ¿Eres tú, María Campra, mi mamá escritora favorita?... ¡Glups! (Aquí, en la red, uno ya no se puede fiar ni de su propia sombra)...
      Me alegra haber logrado que un escalofrío recorra tu cuerpo.
      ¡Muchas gracias, Hermana de Letras! ;)

      Eliminar
  10. Pero bueno!!! Vaya final!!??
    La querida Dolly cayó en su engaño, pero es que yo también! Jajaja. No lo me esperaba para nada, podía imaginar miles de cosas pero esto.... felicidades!!!
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡De eso se trataba!... Y al final nadie se ha salvado del engaño, ni los personajes, ni los lectores, ni los autores...
      ¡Muchas gracias, Flora! Me alegra haberte sorprendido.
      ¡Abrazo grande, Amiga de Letras! ;)

      Eliminar