miércoles, 11 de noviembre de 2015

El Carrito

Coordenadas: Günter Street, 12. Philadelphia. Antiguo Cine "Altrium". 03:00h.

Sheduin recibió las coordenadas, un instante antes de que se materializara su objetivo, en diez minutos se encontraría allí. Como cualquiera de las anteriores veces, se propuso no fallar en su misión.

Frente a la gran pantalla de tela desquebrajada se abrió un portal interestelar, fisura espacio temporal, puerta dimensional.

Kuphor se puso en pie, miró su reloj, eran las tres menos diez de la madrugada.

Por la luminosa fisura, entre los destellos, apareció un carrito de bebé. Las ruedas giraban despacio.

Una vez, el carrito estuvo completamente fuera del portal, se detuvo. La puerta dimensional desapareció al instante.

Kuphor se acercó al carrito y observó en su interior.

Introdujo la mano y palpó un pequeño cuerpo que se agitaba en silencio.

Agarró a aquella criatura y la rodeó con sus brazos.

- Eres muy hermosa, Garatea.  - Le susurró -.

Abandonó aquel cine y caminó hacia su hogar.

Ocultaba a su pequeña hija bajo un pañuelo de tela gris.

Sheduin entró en el antiguo cine de Günter Street. Allí estaba el carrito, una vez más.

Fueran cuales fueran las coordenadas, el planeta o la fecha, Kuphor siempre se le adelantaba. Su colmena permanecía intacta, como ese carrito que envejecía año tras año, totalmente vacío.

En la guarida de Kuphor, las criaturas de la madre de Z-50 crecían poco a poco, esperando el momento de viajar a la galaxia de Sheduin y destruir definitivamente a su especie.

Tan solo le faltaban media docena de pequeñas hijas a las que alimentar y preparar para la inminente guerra.

Sheduin debía aniquilar a las guerreras de Kuphor, antes de que este las hallara. Pero Kuphor tenía un as en la manga con el que dejar rezagado a su enemigo, un carrito que viajaba entre dimensiones, a través del espacio, y que siempre llegaba a su destino... Diez minutos antes de lo previsto.




Fin

Micro dedicado a Santiago Estenas Novoa, por elegir el nombre del protagonista: "Kuphor".
Ricardo Zamorano Valverde, por elegir el título del micro: "El Carrito".
Y a José Carlos García, por elegir el lugar donde transcurren los hechos: "Un cine abandonado".

¡Muchas gracias, Compañeros de Celda! ¡Abrazos, Amig@s de Letras!

28 comentarios:

  1. Es fantástico ver como con 3 pequeñas sugerencias, puedas crear un relato donde se mezclen razas del espacio, el carrito y dos personajes enfrentados. Así que gracias a ti por hacerme partícipe de esta experiencia y mencionarme en los agradecimientos. ¡Un abrazo Compañero de Celda!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con 3 referencias de 3 locos creativos en la mente de otro loco... Pues eso... Las ideas brotan cual acacias en un prado verde...
      Espero que te animes pronto a participar en este juego, darte una de esas locas referencias y ver como haces malabares con ellas.
      ¡Abrazo, Compañero de Celda!

      Eliminar
  2. Un relato muy original que mezcla un montón de temas de ciencia ficción en tan solo unas líneas. Los viajes dimensionales, las invasiones alienigenas, "policias" espacio temporales. ¿Conoceremos más sobre esta guerra interdimensional? ¡Espero qué sí!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que continúe con esta historia, es una pieza de puzzle que vagará sola por el espacio tiempo...
      Me alegra que te haya parecido original, Kuphor está contento con su papi loco... jajajajaja
      ¡Abrazo, Compañero de Celda!

      Eliminar
  3. Fantástico micro Edgar. Muy bueno eso de hacerlo a la medida de las peticiones sobre título, protagonista y lugar.
    Es que es ver anunciado ciencia ficción, y no puedo evitar entrar…Jajaja.
    Un abrazo compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Oscar. Podríamos jugar todos en Relatos Extraordinarios, solo falta que un moderador con experiencia en lanzar propuestas narrativas grupales le diera un empujón a esto en la comunidad... ¿Conoces a alguien que se ajuste a tal perfil? ;)
      Me alegra que no hayas podido evitar entrar, a partir de ahora, aunque sea una entrada de otro género, pondré por ahí un (ciencia ficción) para atrapar tu atención al instante.
      ¡Fuerte Abrazo, Compañero!

      Eliminar
  4. ¡Ahhh! bribón! eliminaste mi comentario. Prometo venganza por tal oprobio y desatino contra mi persona.
    Atravesaré a la hora prevista la puerta dimensional teniendo en cuenta las coordenadas que propones en el relato y te buscaré incansable hasta que mi venganza se cumpla en tu persona....
    Tengo una duda..:¿Que dimensiones tiene el carrito? Lo digo para calcular medidas y haber si puedo...
    Original, imaginativo y curioso. Más no esperes que te diga que después te creces.
    Un abrazo hermano de letras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajjajaajajaja... Mis más sinceras disculpas. Pero veo algo bueno en todo esto, tu comentario ha aumentado en tamaño y valor añadido.
      No me digas más... ¡Que me conozco! Me crezco como Bruce Lee en una feria de Kung Fú... jajajaja
      ¡Muchísimas gracias, Francisco!
      ¡Abrazo grande, Hermano de Letras! ;)

      Eliminar
  5. Genial micro. Menudo cuarteto estáis hechos. Habrá que ver que conversaciones tenéis, jijiji dignas de estudio.
    La verdad es que me ha gustado mucho. Aunque me dejas con ganas de más.
    Un besillo Hermano de Letras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un cuarteto de locura creciente, María... Buffff... Unas conversaciones que no hay por donde cogerlas, la verdad... Soy el más cuerdo de los cuatro, solo te digo eso...
      Me alegra que te haya gustado.
      ¡Besillos Interestelares, Hermana de Letras! ;)

      Eliminar
  6. Patriarcado absoluto, no hay ni una niña en ese cuarteto y las niñas también jugamos Jum!
    Alucibante micro con nombres, lugares y situaciones locas sugeridas, por supuesto, por otros orates literarios. No se de lo que fuman, pero....inviten!!
    Un besote compa!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu gran valoración, Mendiel.
      En estos lares fumamos terroríficas hierbas y tomamos infusiones de locura extrema... ¿Estás preparada para tal iniciación?
      ¡Besote, Compa! ;)

      Eliminar
  7. No siempre la impuntualidad es un handicap, como puede observarse en tu relato :))

    Muy interesante eso de prestarte a escribir bajo ciertas condiciones-sugerencias-peticiones, seguro que pone tus neuronas a trabajar a toda marcha jajajaja. Como dice María menudo cuarteto estáis hechos :P

    Muy original, Edgar. Has hecho el planteamiento de una historia con mucho trasfondo que sin duda es susceptible de desarrollarse... o no ;)

    Un abrazo, me ha gustado mucho!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso, la impuntualidad será causa del fin de una especie galáctica... ¡Tú me dirás!
      Es una propuesta que, como bien dices, pone las neuronas a trabajar, para mí los juegos de escritura son altamente inspiradores.
      Muchas gracias, Julia. Como te dije en G+, "original" es el mejor cumplido que se le puede atribuir a este micro.
      ¡Abrazo enorme, Compañera! ;)

      Eliminar
  8. Me ha parecido la leche, que mezcla más original has liado, compi. :) Me requete encanta, carrito incluido ;)
    Un besote. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta que te haya parecido la leche, Soledad.
      ¡Muchas gracias por tu lectura, por comentar, y por sacar a pasear mi carrito!
      ¡Besote, Compañera! ;)

      Eliminar
  9. Fantástico Edgar. Es un micro que lleva a pensar en esa futura batalla interestelar. Has hecho malabarismos con los tres elementos escogidos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que en esa batalla interestelar no haya heridos, una guerra de almohadas en pijamas galácticos, eso estaría bien... ;)
      Me alegra que te haya gustado esta breve función de malabarismo narrativo.
      ¡Muchas gracias, Yolanda!
      ¡Un fuerte Abrazo, Compañera! ;)

      Eliminar
  10. Gran imaginación la tuya aunque tengas "apuntadores" que te dicten nombres de personajes y de lugares, jeje
    Este relato, como muchos otros tuyos, daría para una serie televisiva de ciencia-ficción.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos "apuntadores" me han puesto la diana en las nubes y he tenido que disparar hacia el espacio exterior...
      Pues mira, no estaría nada mal ver en la TV una serie escrita por un servidor ... Yo que sé... ¡Por la HBO mismo! :P
      ¡Muchas gracias, Josep Mª!
      ¡Abrazo, Compañero! :)

      Eliminar
  11. Yo tenía miedo de dar click ,cuando tu blog dice: "desea continuar"... siempre pienso dos veces y poner "NO" pero mi mano poseída se mete en tu blog a leerte ..y hoy quedé feliz ,me ha parecido un relato fantastico, rico en esa imaginación tuya, enriquecido con tales ayudas, es alucinante todo ese espacio en el que te has movido ,quedo imaginandome tal carrito en un portal o en otra dimensión. Gracias por escribir así, te mando un beso choco-compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegro que esta vez no te haya salido caro darle el click al "continuar", y que hayas quedado feliz con lo leído.
      ¡Muchas gracias a ti, por tu lectura y gran valoración Ady!
      ¡Besos Choco- Compañera! ;)

      Eliminar
  12. Un carrito, una cabina de policía británica, un condensador de Fluzo.... Qué más da con que viajemos si el resultado es un relato como el tuyo, máquina. Abrazos espacio-temporales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso depende de si quien viaja a través del tiempo es, Kuphor, el doctor Who o Marty McFly... jejejejjeje...
      ¡Muchas gracias, Fernando!
      ¡Abrazos espacio-temporales Sheriff Lothbrok! ;)

      Eliminar
  13. Con tres pistas creas una enorme historia en unas pocas líneas... impresionante :)
    Un abrazo interestelar, Compi!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, también debo confesar que, ante el nombre sugerido por Santiago, José Carlos dijo que parecía el de un alienígena...
      Mi mente hiló rápido una trama ante tales datos...
      ¡Muchas gracias, Flora!
      ¡Abrazos interestelares, Compi! ;)

      Eliminar
  14. Ya lo había leído, cómo resistirse, sin embargo se me había pasado comentarlo. ¿Cómo no iba a salir original una historia creada a partir de datos proporcionados por tred personas diferentes? Y si a eso le añadimos tu mente, lo que sale es esta obra de ciencia ficción un tanto divertida por el hecho de que uno de los alienígenas se adelante al otro siempre. Aunque la imagen de un carrito en un cine abandonado tiene su toque siniestro. Kuphor preparando un ejército femenino para conquistar otro planeta, y lo hace mediante el envío de las crías a través de portales hasta llegar al cine abandonado. Genial.
    Abrazo, Compañero de Palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Ricardo... ¿Como no iba a salir algo original con tales mentes creativas pensantes tras este relato? Un nombre, un título y un lugar que han dado mucho juego para crear algo como esto. Espero con ganas leer tu aportación a este juego.
      ¡Muchas gracias y un gran abrazo, Compañero de Palabras! :)

      Eliminar