lunes, 23 de febrero de 2015

Malasombra

En aquel pequeño pueblo costero, el Hospital St. Lorens era el único centro con urgencias médicas en un radio de ochenta kilómetros a la redonda.

Ante una estupefacta administrativa de sanidad se encontraba la familia Torres al completo, madre con fractura de cadera, padre con heridas profundas en lengua y encías, la pequeña Clara con quemaduras de primer y segundo grado en pies y manos y su hermano Tomás...  Contusión craneal.
Pronto se encuentran en la sala de espera de Urgencias, más tarde los visita un sorprendido traumatólogo, accidentes caseros, bajas laborales, reposo, TAC sin traumatismo severo y una operación de prótesis de cadera. Desdicha para los Torres.

La noche anterior parecía ser como cualquier otra, domingo, todos duermen...

Todos duermen y una sombra les acecha...

Entrar en la casa ha sido tarea fácil. Como un juego. Introduce cristal en polvo en un tubo de pasta de dientes. Vierte aceite en el suelo de la cocina. Empapa calcetines rosados en alcohol.

El azar hará el resto.

La estupefacción de la administrativa de sanidad del Hospital St. Lorens es fingida.

Le entusiasma ver los resultados del azar, con unos pocos ingredientes de su inimaginable crueldad, es rara la mañana que no aparezcan nuevos pacientes a visitarla y le expliquen de primera mano que extraños accidentes han sufrido en sus hogares.

Como un juego. Malasombra entra en vuestros hogares. Poned máxima atención en el siguiente paso.

Es lunes y todos duermen...



                                                                              FIN

24 comentarios:

  1. Que maldad hay en este mundo. Idea original. Muy macabra. Nunca sabes con quien te vas a encontrar. Muy bueno. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María! "Macabra" es la palabra! Me encanta que te haya gustado! Un abrazabrazo!

      Eliminar
  2. jaaja, ostras Edgar. Es muy tétrico, me encanta y hoy es lunes...... Un abrazo artista por todos tus poros!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja... Gracias Ana! Una idea, un gustoso rato tecleando y Pum! Relatillo de terror light... Un Abrazo, idem!!!

      Eliminar
  3. Un inquietante relato interesantemente estructurado. Un saludo, Edgar.

    ResponderEliminar
  4. Lunes y me voy a ir a dormir... vaya! Excelente Edgar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María! Que tengas una muy buena semana y que duermas plácidamente! Un abrazo!

      Eliminar
  5. realmente divertido y con final sorprendente.
    ¿Es la crisis? Porque esa sanitaria tenía una curiosa forma de asegurarse el trabajo.
    saludos,
    josep turu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Josep! En efecto, a esta administrativa no le faltará trabajo! Saludos!

      Eliminar
  6. Se me ocurre un nombre para la sra. administrativa, pero no es bonito...
    Qué miedo pensar que alguien esté jugando contigo a un azar macabro y maligno por puro placer!!
    Muy buen relato, Edgar, con un final totalmente sorprendente. Genial :)

    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Julia! ¿Hija de P*** es el nombre? Jajajaja
      Un abrazo enorme!

      Eliminar
  7. Un muy buen micro. Escalofriante y con un toque de humor negro. Muy bien llevado. Los accidentes no existen, todo está administrado por esta señora...
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  8. ¡Ay! ¡Ay! ¡Joder! Cómo diría cuando sale la maestra que llevo dentro y me impide decir tacos... ¡¡Qué Hija de la Gran Fruta!! O.o
    A partir de ahora, habrá que vigilar puertas, ventanas y poner un cepo en cada una de ellas por si aparece MalaSombra... ¡¡Quizás así aprenda la lección y no haga más pupa!!
    ¡¡Besitines!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajjaja, ¡Gracias Campanilla! Ya le llegará el turno de pagar, al igual escribo "El fin de Malasombra" Un abrazo!!!

      Eliminar
  9. Fascinantemente retorcida Malasombra, la maldad pura y dura hecha mujer.
    Y añado que el nombre es lo más ;-)
    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  10. AY! NO debí leer esto en fin de semana:(...soy muy sensible con todo...veo Discovery estas bodas, o bebes...etc y termino llorando..leo poemas y suspiro como pendeja..leo relatos de terror y me dan miedo... por eso prefiero leer poesía ..honestamente..aunque el problema ..es que eso me hace mas llorona creo..en fin el asunto y rodeo aquí, es para decirte ,que me afectará creo tu relato este sabado...me alejo lentamente ...Gracias por contar historias..besos!

    ResponderEliminar
  11. ¡Ay alma sensible!, Ojalá también pasara miedo cuando leo o veo una película de terror, me encanta esa sensación frente a la ficción, pero cada vez soy más inmune al susto fácil que hoy día inunda el arte del horror... En fin, gracias por leer y comentar, besos Ady!!!

    ResponderEliminar
  12. Respuestas
    1. ¡Gracias, Miquel! Queda pendiente un micro contigo y Eva de protagonistas!

      Eliminar