domingo, 22 de marzo de 2015

Feliz Cumpleaños 3 (Hell's Party)

El gatito maullaba sobre la rama de aquel alto árbol, pobre felino, no podía bajar, era el mejor amigo de Andresito, el niño que desconsolado lloraba.

- ¿Quieres que ayude a tu mascota para que regrese a tu lado? - Masculló un hombre de negra gabardina y sombrero de copa-.

Andresito admiraba unas botas de punta dorada, alzó la vista hasta alcanzar ver dos brillantes ojos amarillentos, se ocultaban en el vacío del rostro de aquella inquietante figura, entre una bufanda oscura y aquel ridículo sombrero de época.

- Con un solo chasquido de mis dedos tu gato estará en tus brazos, - continuó aquel ser de mil nombres - a cambio tan solo me deberás un pequeño obsequio.

Andresito asintió con la cabeza y el hombre chasqueó los dedos.

                                                                        *    *    *

Ambas habían sido tocadas por la roja mano del Diablo en el mismo momento de su nacimiento y tras su muerte volvió a tocarlas, a acariciarlas, a poseerlas, a darles un nuevo sentido a su terrorífica existencia.

En un instante ¿Se acabó la fiesta?

La fiesta no había hecho más que comenzar.

                                                                       *    *    *

Andrés cumplía dieciocho años e iba a celebrarlo por todo lo alto, una juerga con sus amigos en una feria de atracciones, era la fiesta mayor de su ciudad, no faltaría música, alcohol y chicas, no tenía que preparar nada, allí lo tenían todo, su madre le había regalado el viejo coche de su padre y cincuenta euros para que fuera a divertirse con sus colegas, la noche era suya.

......................................................................................................................................................

Mientras... En el grupo "Party Andrés" del Whatsapp:

[MANU]
Hey peña, esta noche pillamos una mierda del flipar!

[CARLITOS]
Pum! Pum! jajjaja XD 

[VANE]
Carlitos, portate bien esta noche, T_T !!!

[MANU]
¡¡Traeré buenaaa mandangaaa!!

[YOLI]
¿Habéis comprado el regalo de Andrés?

[MANU]
Sí tia, tranki! ;)

.................................................................................................................................................

                                                                         *    *    *

Andrés se había reunido con sus amigos en la feria, eran las 23.45 cuándo marchó a uno de esos lavabos portátiles que instalan en los eventos al aire libre, se separó del resto del grupo, ya se habían tomado unos cuantos cubatas, Carlos y Vane fueron a subirse en los autos de choque, Yoli y Manu se liaban unos canutos, escondidos tras uno de esos contenedores de obras.

El cumpleañero admiraba el ipod que le habían regalado sus amigos, camino del W.C.

Lo llevaba en la palma, cuando, en la borrosidad entre su mano y el suelo, un brillo sobre una puntera dorada en frente de él llamó su atención, alzó la vista hasta alcanzar ver dos brillantes ojos amarillentos, se ocultaban en el vacío del rostro de una inquietante figura, entre una bufanda oscura y un sombrero de copa.

- Hola de nuevo Andresito, ha llegado la hora de cumplir tu deuda. - Masculló aquel hombre de gabardina negra -.

Andrés, asombrado, ante aquel misterioso personaje que había aparecido de la nada y que le impedía el paso, guardó el ipod en sus bolsillos y levantó el brazo y lo apuntó con el dedo índice.

- ¿Quien cojones eres tú? ¡Payaso! - Le propinó el chico, agravando la voz lo más que pudo -.

- ¿No me recuerdas, pequeño? Salvé a tu gatito y pactamos que me entregarías tu alma, al cumplir la mayoría de edad.

- ¡Joder! No sé quien eres... Sí, si que lo sé... ¡Eres un puto enfermo que ha venido a joderme la fiesta! ¡Pírate de aquí chalado!

- Está bien, Andresito, si no vas a cumplir tu parte por propia voluntad, mejor. Tengo dos nuevos fichajes entre mis cobradores de almas, será más divertido y el precio será mayor. No será únicamente tu alma la que vendrá conmigo esta noche, a ellas les gusta jugar y tus amigos se vendrán contigo. Míratelo así, no estarás solo... En el infierno.

El hombre de los mil nombres soltó una gran risotada, un estridente y agudo gruñido que estremeció el corazón palpitante de Andrés, luego dio media vuelta y se esfumó entre la neblina.

                                                                            *    *    *

Las doce en punto, en los autos de choque sonaba la odiosa version máquina del Pollito Pío.

Carlos y Vane eran felices, con la música y los focos de colores, volteando sin cesar, se encontraban en la pista y chocaban el uno con el otro, embriagados por el alcohol, disfrutando como enanos. Entonces, ambos vieron uno de los coches, tuneado con la cara de Satanás, su motor rugía con la potencia de mil caballos enfurecidos, resoplando sobre sus rostros, la conductora era una linda chica de cabello rubio, los dos estaban frente a ella, los dos restaban con sus autos detenidos, la chica de ojos brillantes y exuberantes pechos, inclinó ligeramente la cabeza, sin apartar su mirada de la de ellos, hizo un pompa con un chicle, la explotó hacia dentro y tras aquel metálico sonido, arrancó su coche, veloz y con furia se dirigió hasta alcanzarlos de pleno, nadie más en la pista pudo ver a la mujer del infernal auto, ni la gran embestida, lo que si pudieron admirar es como Vane y Carlos salían salvájemente despedidos de sus coches, para caer fuera de la pista.

Los dos aterrizaron con los cráneos contra el asfalto, la feria había sido montada sobre un gran párking, en el alquitrán solidificado, un gran charco de sangre brotaba de aquellas dos jóvenes almas, sus cabezas aplastadas en el suelo, la gente gritando, aterrorizados por el truculento espectáculo, corrían de un lado para otro clamando auxilio.

Andrés salió del baño y alguien agarró su mano y volvió a meterlo en el lavabo junto a ella.

- Tsssss, silencio Andrés. No salgamos de aquí, si queremos seguir con vida.

Yoli y Manu acababan con la última tacha de porro, sus ropas estaban impregnadas por el dulce aroma de la potente maría.

- Entonces le dice su novia - explicaba entre lágrimas Manu, apurando la chusta - ¡Te dije ponche de huevo, cabrón!

- Jajajajajaja - Rió Yoli -.

- Huele a uña quemada, pásate eso Manu -le dijo Yoli a su colega- .

- ¡Ya está muerto tía!

Tiró el filtro al suelo y lo pisó.

- ¡Hola amigos! - Gritó una voz de mujer -.

Ante los chavales, embriagados por el alcohol y completamente fumados, había aparecido de la nada una chica, con el rostro quemado, los ojos brillantes y un generoso escote, mascaba chicle. Sus manos escondidas tras su espalda, sostenían algo pesado, la metálica cabeza con restos de sangre reseca descansaba apoyada en el suelo.

Átonitos ante aquella terrorífica y esbelta figura, permanecían quietos y boquiabiertos los dos amigos.

- ¡Menudos pechotes! - Soltó Manu -. Lástima de esa puta cara derretida...

Mónica alzo el mazo un metro por encima de sus cabezas, luego lo pensó mejor, retrocedió un paso, giro su cuerpo y bajó el mazo hasta dejarlo en línea horizontal a la altura de sus hombros, luego, bateó con fuerza.

El duro golpe fue directo a la rodilla derecha de Manu, hizo añicos su rótula y este cayó estrepitosamente, quedando su cuerpo a medio camino de estar tumbado, entonces propició un segundo y mortal impacto sobre su sien, su coronilla se acopló perfectamente con su mandíbula inferior, aquella desagradable fotografía le resultó extremadamente familiar a su ejecutora.

Yoli salió corriendo en el acto, aullando como un cachorrillo indefenso.

Los asistentes sanitarios recogían los cuerpos de Carlos y Julia envueltos en aquella tela brillante de mal augurio, no quedaba nadie, la feria había sido completamente desalojada por la policía, que acordonaban la zona.

Yoli se había detenido ante un contenedor de basura, abrió la tapa y se escondió allí dentro, con el ritmo cardíaco acelerado y la respiración entrecortada, su morado se iba disipando poco a poco. La tapa se abrió con un movimiento brusco, Mónica asomó su desfigurado rostro por el fuego e hincó sus brillantes ojos en los de ella.

- ¡Ahora estarás tan guapa como yo, zorra!

Vomitó gasolina sobre su cabeza y bañó su cuerpo, encendió una cerilla y la arrojó dentro del contenedor, ardió su carne, gritos de insufrible dolor. Otra alma para su Señor.

                                                                        *    *   *

- Tssssss, no digas nada Andrés... Happy birthday to youuuu, happy birthday to youuu, ha-ppy birth- day my soooul... Happy birthday to youuuu... - Canturreó sensualmente aquella mujer en la oscuridad absoluta del lugar - .

Una luz, roja infierno, se coló por las rendijas de aquel estrecho baño, Andrés pudo ver el rostro de la mujer que lo había vuelto a meter allí, su cabeza estaba totalmente aplastada, los ojos fuera de sus cuencas y tronchados, supuraban una viscosa salsa que olía extrañamente a sangre y esperma.

Laura sacó su cuchillo y posó la afilada hoja sobre la camisa de Andrés, este no podía mover ni un solo músculo, paralizado ante aquella grotesca figura que lo amenazaba de muerte, cortó los botones de la prenda, uno a uno y clavó la punta del puñal en su carne, por debajo del ombligo, deslizó el arma hacia arriba y fileteó su vientre, descuartizó su abdomen, trocitos de chicha a cuadrados resbalaban por las piernas de Andresito, listas para ser rebozadas y empanadas, una bandeja de deliciosos nuggets con los que se deleitarían las babosas fauces del averno.

Las manos rojas del diablo se posaron sobre los cachetes de madre e hija, los tres satisfechos con su trabajo, regresaron a su hogar, con los bolsillos repletos de nuevas almas a las que atemorizar eternamente. El aniversario de Andrés y sus amigos continuó entre los inconsumibles fuegos de las tinieblas.

En un instante ¿Se acabó la fiesta?

La fiesta no había hecho mas que comenzar... Por los siglos de los siglos, siempre habrían almas en deuda, felices cumpleaños, terror y sangre.



FIN

12 comentarios:

  1. Ainssss Edgar, recuérdame que no te diga nunca la fecha de mi cumple ni con quién voy a celebrarlo, no sea que me mandes a dos invitadas no deseadas recién salidas del infierno. Jopelines qué mala leche se gastan la mamá y su nena!! jajajaja.

    Muy bueno, en la línea de los anteriores pero con sorpresas, como debe ser. Me gusta la idea de un trío cobrador de almas en fiestas de cumple, es muy original ;)

    Un abrazo y sangrienta tarde!! :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Julia por tu generosa valoración! La verdad, esta saga ha ido de mal en peor, la primera parte sí que tiene algo, la segunda al menos es fresca, pero esta tercera parte ya huele a caducidad vencida, estuve a punto de no publicarla, pero me dije... ¡Que demonios! Es un homenaje a las terceras partes de pelis de terror y estás suelen ser así, tramas y personajes sacados de la manga de un mago que quiere hacer original un viejo truco...
      Un abrazo y ¿Sangrienta tarde?... ¡¡¡Espero que no!!! jajajajajaja... ¡Un beso!

      Eliminar
  2. ¡Me encanta la saga entera! ¡Absolutamente cinematográfica! Enhorabuena
    Un gustazo siempre leerte :)
    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sabes como me alegra, y me sorprende, que al final haya a quien le guste la saga al completo.
      No tenía demasiadas expectativas, pero bueno... Yo he disfrutado escribiéndolas y me satisface muchísimo que alguien disfrute leyéndolas, y...
      ¡¡¡No alguien cualquiera!!! ¡¡¡Grandes escritoras que me animáis a seguir escribiendo!!!
      ¡¡¡Abrazos amiga!!!


      Eliminar
  3. Me estas quitando las ganas de celebrar mis cumpleaños. He de confesarte, que me ha costado abrir tu relato para leerlo. El miedo me ha paralizado, pero al final mi curiosidad felina ha podido y lo he terminado devorando. Un besillo compi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajaja, que no! ¡Las fiestas de cumpleaños son lo más! Pero si no dan miedo, son de risa bañada en sangre falsa!!!
      Gracias por pasarte y comentar, un besillo MariCompi!!!

      Eliminar
  4. ¡Ay! ¡Edgar!
    ¡Me tienes mega-requete-enganchada al Gore! *-* ¡Jopetas! Estás creando una Gran Saga, con un toque adolescente brutal y al mismo tiempo maduro, dotado con esa picardia sangrienta que a más de uno nos recuerda a nuestra juventud y a esas pelis que consumíamos como locos... Como "Scream" o "Sé lo que hicistéis el Último Verano"... ¿Qué quieres que te diga? Puuuuues... ¡¡Que quiero la cuarta entrega!! Porque vamos... ¡Mi parte más perversamente gore necesita saber más!
    ¡Gracias por quitarme unos añitos de encima! ;P
    ¡Besitines de Sangre! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay!¡Campanilla! Me alegra que te haya enganchado esta trilogía gore-requete-refrita, es un homenaje a esas pelis que mencionas y a otras más antiguas... De mi infancia... Pero en fin, siento decírtelo, con esta tercera entrega, se acabó lo que se daba... Bueno, no sé, quizás de aquí unos años me da por rescatarla del baúl de los recuerdos, ahora estoy inmerso en otras cosas...
      ¡Gracias a ti, jovenzuela!
      ¡Besitines of Blood! ;D

      Eliminar
  5. Bueno pues... creo que no volveré a celebrar mi cumpleaños nunca más; muchas gracias, Edgar. Jajaja...
    Una tercera parte brutal, con un nuevo personaje: el hombre de los mil nombres que presentas con un muy buen prólogo: el gato a cambio de..., nos lo imaginamos. Y luego va a por nuestras Laura y Mónica, a las que convierte en sus secuaces de almas: eso me gustó mucho.
    Das paso a la trama principal: la divertida fiesta de cumpleaños que poco a poco se va convirtiendo en un infierno por la desobediencia de un adolescente, claro, y empiezan a morir los amigos. Unas descripciones macabras y sangrientas, muy plásticas, de las muertes. Vuelve a aparecer esa que me gustó tanto de la coronillas acoplándose con la mandíbula inferior: tremendo.
    Todo ello mediante una trepidante narración que pone en tensión hasta el final, el cual es de lo más aterrador.
    Buen trabajo, Edgar.
    Un abrazo, Amigo de Letras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajja... Con cumpleaños así se le quita a uno las ganas de celebrar!
      ¡Muchas gracias Ricardo! Me alegra que te haya gustado esta infernal parte y que la hayas disfrutado.
      Me halaga tu positiva valoración y me honra que te haya parecido trepidante y aterradora esta última celebración demoníaca.
      Gracias, Ricardo.
      Un abrazo, Amigo de Letras!

      Eliminar
  6. Pues ya está, he digerido los tres cumpleaños y la verdad, pensaba que tras la forma en que acabaron las cosas en el segundo (a fin de cuentas la hija mató a la madre y no sé si quería verla en el infierno nuevamente), se había terminado la sed de sangre de esta peculiar...pareja de madre e hija. Menos mal que hace años que no me como unos nuggets de pollo, porque me temo que tras leer el final del texto, seguiré sin probarlos una larrrrrga temporada.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si quería verla de nuevo en el infierno, pero parece ser qué, a fin de cuentas, se han reconciliado... Diabólicamente hablando... jejejeje
      ¡Muchas gracias, José Carlos por la lectura de esta trilogía sanguinaria.
      ¡A mí me encantan los nuggets, y nada como una buena peli de terror para acompañarlos!
      ¡Abrazo, Compañero! :)

      Eliminar