jueves, 9 de abril de 2015

Tierra / Tras la Tierra, el Infierno

TIERRA

Lucía restaba inquieta al borde del precipicio, preguntándose si saltar le concedería la ansiada libertad o si por el contrario, quién saldría beneficiado sería su captor.

Las uñas desquebrajadas por las astillas, la sangre en las yemas de sus dedos, su cuerpo retorcido.

Una pausa antes de decidirse.

Había logrado salir con vida de la peor de las muertes, ¿Porque iba ahora a concluir así su logro?

Una figura oscura la observaba, se maravillaba ante la imagen de Lucía, saboreando la amarga tierra de su triunfo.

Ella se volteó, escupió barro en sus pies desnudos.

- Hoy no moriré hermano.

Corrió y abrazó a Samuel.

- Sé porque lo has hecho - dijo convencida-.

- Me entusiasma tu fuerza querida, tu empezaste este juego y no puede acabar así.

Se besaron lentamente, compartieron incestuosa saliva, paladares pintados con la ceniza de sus otros hermanos.

Samuel miró con inmenso orgullo a su hermana.

- Ellos también lograron escapar de su cautiverio y luego saltaron al vacío, solo quedamos tu y yo, el juego continuará cuando nazca nuestro tercer hijo.


Fin

TRAS LA TIERRA, EL INFIERNO 

El tercer hijo de Lucía y Samuel fue, para el pesar de sus incestuosos padres, el final del macabro juego, ya no había cautiverio y decisión de suicidio, ahora la muerte era el alimento del fruto de sus pasiones carnales, la leche visceral que daba sentido a la existencia de un ser que se transformaba con su apetito saciado, leche roja que resbalaba por sus labios, colmado de placer por arrancar una nueva alma.

Damián lucía, en recuerdo de su madre quebrada y su padre amputado, en una bella fotografía que observaba sus inertes cuerpos desde la mesita de noche, la mirada del pequeño diablo, un nuevo juego se iniciaba en esa casa de apellido maldito.

Un deleite infernal.


Fin





                                           


16 comentarios:

  1. Realmente buenos estos micros, te atrapan desde la primera letra, macabros y geniales. Saludos Edgar!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Jordi! Me alegra que te hayan atrapado y te parecieran macabros y geniales, me halaga tu positiva valoración.
      ¡Un abrazo amigo de letras!

      Eliminar
  2. La irresistibilidad de tu lado macabro
    Tú molas, amigo Edgar :D
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te parezca irresistible mi lado macabro, es un inmenso placer...
      ¡Gracias Mar! ;)
      ¡Abrazos amiga!

      Eliminar
  3. Me recuerda mucho al estilo de Stephen King. Me ha gustado mucho, la verdad. Y lo más importante: breve y al quid de la cuestión. Me quedo por aquí, si no le molesta, entre sus seguidores, y, dicho sea de paso, le dejo mi bitácora, por si le interesa. Abrazos y un placer pasar por aquí.

    http://www.ourgodsaredead.blogspot.com.es/2015/04/crimen-y-castigo-la-novela-total.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Alex y bienvenido al blog! Me halaga que te recuerde al estilo del gran Stephen King y que te hayan gustado los micros.
      Molestia ninguna, lo contrario, un placer. Tutéame por favor. Luego me paso por tu bitácora.
      ¡Un abrazo compañero!

      Eliminar
  4. Dos micros espeluznantes, excelentes, la familia de apellido maldito tiene su brote con ese bebé :)))
    Feliz jueves :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Alejandra!
      Tus micros también me parecieron excelentes... Esto de los duelos es un vicio y un placer...
      ¡Feliz jueves compañera! ;)

      Eliminar
  5. Cómo puede ser que una persona tan encantadora como tú escriba cosas ten terribles? Sí, ya sé, es por compensar... :P

    Muy buenos, una nunca sabe por dónde va a encauzarse el argumento!! Felicidadesssssss :)

    Un abrazo con repelús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Julia! Me gusta escribir historias de terror porque es un género con el que disfruto mucho.
      La ficción del terror nos conecta con nuestros miedos, es una manera terapéutica de canalizar el mal de este mundo.
      Me alegra que te parezcan buenos y de inesperado argumento. Graciasssssss ;)
      ¡Un abrazo de agradable repelús!

      Eliminar
  6. Macabros micros, Edgar. Has logrado crear atmósferas terroríficas en pocas líneas.
    Abrazo, amigo de las letras!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Federico! Me halaga que te parezcan macabros y de terrorífica atmósfera.
      Abrazo, amigo de las letras!

      Eliminar
  7. Veamos... Bien... Sé que es cosa mía, pero, a pesar de que lo he leído un par de veces, me ha sido imposible leer Lucía y Samuel... ¿Por qué? Porque no veía sus nombres, cada frase, cada palabra, me incitaba a cambiarlos por el de Lilith y Samael, introduciéndome de manera macabra en el juego... Supongo que ese pequeňo Demonio lleva lo mejor (que no tiene por qué ser bueno) y lo peor de sus Papis...
    ¡Escalofríos! ¡Me encantan este tipo de relatos oscuros! *-*
    ¡Besis apañero! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hey Gracias Campanilla! No conocía a esos personajes... He indagado... ¡Ni hecho a propósito! ¡Genial!
      Me alega haberte introducido en este ficticio e inofensivo juego macabro...
      ¡Escalfreds que decimos por estos lares!
      ¡Besis apañera! ;)

      Eliminar
  8. Dos macabros micros y dos macabros juegos planteados por tres sádicos personajes. Cada frase más cruel, más cruda, más escalofriante...
    Originales micros de terror, Edgar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias amigo de las letras!
      ¡Abracadabra, la palabra más sádica no es la más larga y esa palabra es la palabra: Macabra!
      Me alegra que te hayan parecido originales.
      ¡Un saludo, Ricardo!

      Eliminar